Noticias

Asisten a enfermo de bajos recursos

Aunque el señor Eleazar Moreno recibe ayuda por parte de la Clínica Comunitaria Luz y Vida y de las alumnas de sexto semestre de Enfermería para atender su problema de venas varicosas, existen aún necesidades básicas que deben ser satisfechas. Es por eso, que un grupo de 8º semestre de la carrera de Ciencias de la Educación lo visita cada miércoles para limpiar su casa y atenderlo en lo que necesite.

“Le ayudamos a lavar los platos y limpiar su casa y su jardín porque él no puede hacerlo y necesita ayuda” compartió Sorina Voico una de las estudiantes que cada semana asiste a don Eleazar.

Además, lavan las vendas que las alumnas de enfermería han de utilizar para hacer las curaciones que hacen desde hace casi dos años, debido a un problema que durante 10 años ha aquejado a don Eleazar.

“Es muy bueno lo que los muchachos hacen porque uno en verdad necesita la ayuda. Dios los ha mandado para acá”, dijo el señor Moreno después de observar y platicar con los estudiasen durante más de una hora y después de haber compartido con ellos sus experiencias de la semana.

Aún cuando los alumnos tienen definidas ya sus actividades personales y academias, se muestran satisfechos por la oportunidad de servir a través del Servicio Comunitario

“Hacer esto me ayuda a ver las necesidades de los demás y a no solamente quedarme en la universidad donde creemos que solamente hay vida. Afuera hay muchas personas que nos necesitan y por eso estamos aquí”, dijo Eliel Cruz quien cada semana limpia el patio y quita las malezas del jardín de son Eleazar.

Enseñan a niños los peligros de consumir de drogas

La Faculdad de Psicología de la UM en coordinación con la Clínica Comunitaria Luz y Vida del Hospital la Carlota, iniciaron la segunda etapa del programa Crecer en Familia mediante el cual se brinda información a padres y niños sobre la importancia de la prevención de adicciones.

El programa se desarrolla en la Escuela Primaria Lázaro Cárdenas y está diseñado para alumnos de tercero, cuarto y quinto grado, debido que es en niños de esta etapa en quienes se ha registrado una mayor incidencia de problemas relacionados con las adicciones.

“Lo que hacemos es enseñarles cómo el alcohol, el tabaco y las drogas pueden dañar su salud y cómo pueden evitar relacionarse con personas que los quieran inducir a consumir estas sustancias” compartió Cintya Aguilar, estudiante de sexto semestre de la carrera de Psicología Clínica.

Por su parte, el señor Gerardo Alanís, alcalde del Municipio de Montemorelos y quien visitó a las escuela primaria para inaugurar el programa, dijo estar consciente de que en el municipio existe un problema de adicciones y se mostró agradecido por la labor que los estudiantes realizan.

“Sabemos que tenemos un problema y lo que los estudiantes hacen nos ayuda a estar bien informados sobre este tema, sabemos que solo con información podremos prevenirlo”, puntualizó.

 

Curan con miel a pacientes de bajos recursos

Desde hace más de dos años, la Escuela de enfermería a enfocado parte de su Servicio Comunitario a la atención de pacientes con heridas cutáneas no infecciosas, que no han respondido bien a tratamientos alópatas.

“Lo que estamos haciendo es utilizar la miel de abeja como medio alternativo de curación de heridas”, dijo Jazmín Pineda, coordinadora del grupo de estudiantes de 3er año de enfermería quienes una vez por semana visitan al señor  Eleazar Moreno Rodriquez.

Por su parte, el paciente recuerda que durante mucho tiempo ningún médico le dio un diagnóstico acertado y por lo tanto, durante ocho años tuvo sus piernas cubiertas de lo que sus vecinos decían que era lepra.

“Al principio me decían que tenía micosis de la piel, después eccema, y luego soriasis. También me dijeron que tenía cáncer, y últimamente me han dicho que lo que tengo es vena varicosa”, mencionó.

Sin embargo, desde 2010 don Eleazar a sido atendido por las alumnas de enfermería quienes en coordinación con el Centro de Servicio Comunitario Luz y Vida, han aplicado cada tarde miel de abeja en sus heridas.

“Lo que hacemos es básicamente lavarle las heridas, dejarlas muy limpias para evitar infecciones y para poder colocar la miel y que ésta haga su efecto”, recuerda Ivon Santana quien durante un semestre hacía curaciones
al señor Eleazar.

 

Investigación en pro de la ecología

La Facultad de Ingeniería y Tecnología de la Universidad de Montemorelos trabaja en una investigación que fundamente la necesidad de un centro de acopio de la basura electrónica de la misma universidad y en la comunidad en general del municipio de Montemorelos, Nuevo León.

Debido a la falta de un centro como este y a contaminación que esta genera en el medio ambiente y en las personas, los estudiantes y maestros se han adoptado este proyecto como parte del Servicio Comunitario de esta facultad.

Este semestre se ha trabajado con la planeación que ha implicado investigación y dos salidas fuera del campus, los miércoles 4 y 18 de abril, para aplicar encuestas que arroje información muestra en una población compuesta por 6 colonias de este municipio: Ladrillera, Del Maestro, Alfonzo Martínez Domínguez, Parás, Cruz Verde y Maranatha.

“En este momento estamos aplicando encuestas. Hemos organizado un esquema de muestreo mas o menos apegado al  aspecto científico y tratamos con esto de obtener información que nos indique cuál es el estado en que se encuentra la comunidad de Montemorelos en cuanto al tratamiento de la basura electrónica”, dijo el Ing. Raúl Rodríguez, coordinador de docentes y alumnos para el proyecto FIT.

El Ing. Rodríguez dijo también que los estudiantes de las diferentes carreras de esta facultad están trabajando en un prototipo que funcione como un contenedor para baterías AA y AAA, el cual se pueda ubicar en lugares estratégicos de esta localidad como: escuelas, edificios de gobiernos, la Universidad de Montemorelos y más, para crear la cultura de separar la basura electrónica. Aseguró también que se están haciendo los contactos correspondientes para que esa basura sea llevada a la ciudad de Monterrey para su tratamiento adecuado.

Aunque el proyecto tomará dos semestres más para cumplir los objetivos, el grupo se mantiene optimista y trabaja con los recursos con los que cuenta, para orientar a la comunidad que no conoce la importancia de conocer el tema y la manera como ellos pueden colaborar para que este proyecto tenga éxito.

Por una vida sin adicciones y una sana autoestima

La Facultad de Psicología de la Universidad de Montermorelos trabajó este semestre en 2 proyectos enfocados en la prevención de adiciones en la comunidad infantil y juvenil de colonias de bajos recursos en Montemorelos.

Confía, confío es el nombre del primer proyecto que los estudiantes de Psicología Clínica de cuarto año realizaron en los jardines de infantes: Gabriela Mistral del Barrio Jalisco, Plan de Ayutla de la Ladrillera y Felipe de Jesús Jasso de la Morelos I, como parte del componente de Servicio Comunitario de su facultad.

El trabajo consistió en visitar tres veces a cada institución, realizando las siguientes actividades:  Observación del comportamiento en el salón de clases, en la primera visita; una feria con juegos que fomentan la interacción, motivación, estimulación y el trabajo en equipo, en la segunda visita; y la evaluación final, en la última visita, para identificar casos de violencia y de abuso infantil  en estas comunidades y brindarles ayuda profesional mediante brigadas de apoyo emocional infantil, que  los mismos estudiantes UM realizaron.

 

El segundo proyecto fue la Campaña de información para una nueva vida, en la cual los estudiantes de Psicología Educativa y Clínica impartieron pláticas sobre prevención de adicciones a los estudiantes de la Escuela Secundaria Lerdo de tejada de este municipio. Después de varias visitas durante el semestre, el programa culminó con una feria de exposición de los trabajos en contra de las adicciones.

El trabajo que esta facultad ha realizado ha representado un abanico de oportunidades para que los estudiantes desarrollen proyectos de investigación. Es así como dos estudiantes ya realizan su proyecto de tesis con esta actividad del servicio comunitario.
La maestra Brenda Tabardilla, referente del Sevicio Comunitario para la Facultad de Psicología, asegura que el trabajo realizado ha permitido ayudar tanto a la comunidad en la que se han realizado los proyectos, como a los estudiantes porque les permite tener una visión mayor de las necesidades que la comunidad tiene y la manera en que ellos pueden colaborar y enlazar sus proyectos de investigación.

 

Leave a comment